Cosas que (casi seguro) no sabíais del vestido de flamenca

Aunque todavía faltan casi dos meses para el comienzo de la mayor festividad de nuestra ciudad, ya es momento de ponerse a pensar en algo tan típico de Sevilla como la Feria de Abril.  No os preocupéis, no os vamos a soltar el típico “rollo“ sobre qué es la Feria, ya que suponemos que la conocéis muy bien. Pero conocéis también el origen y la historia de esos trajes tan bonitos que exhiben las mujeres sevillanas en esa fiesta? En este artículo os daremos a conocer algunas de las curiosidades nunca oídas y las historias más escondidas acerca de estos vestidos tan especiales. Olé!

Cómo nació?

El traje de flamenca apareció por primera vez ya en el siglo XIX  durante la feria de Sevilla (en aquella época llamada „Feria de ganado“), en la que las mujeres de comerciantes (muchas de ellas de origen gitano) y las campesinas lucían una especie de bata con volantes y prenda de trabajo,es decir, era mucho más sencillo de lo que es ahora. En principio se trataba de un vestido típico de las mujeres de clase baja o del pueblo, pero con el tiempo obtuvo mucho éxito y no hay sevillana que hoy en día no tenga por lo menos un traje de flamenca.  Su popularidad no se puede reducir solo a Sevilla, sino que se ha convertido en el símbolo de toda España.

Cómo es?

El corte del traje se define como “el cuerpo de guitarra“, eso significa que se ajusta en la parte superior del cuerpo y va cogiendo holgura hacia las piernas para facilitar el movimiento durante el baile. Es largo, normalmente llega hasta los pies y suele estar adornado con volantes en forma de clavel en la parte de la falda y también en las mangas.  Hay una escala inmensa de colores que atraen la atención durante el baile y estampados de todos los tipos, pero el más característico es el de topos. Las mujeres vestidas de gitana casi siempre llevan el pelo recogido con un moño y una flor con la peineta en el pelo y se complementa con un mantón con alfileres apoyado en los hombros. Además, para engalanarse se ponen brazaletes y pendientes largos llamados “zarcillos“ y suelen maquillarse en abundancia para resaltar la belleza de la mujer morena andaluza.

El traje de flamenca ha pasado unos cambios pequeños a lo largo de historia dependiendo de la moda de cada época en la que se encontraba. Por ejemplo en los años sesenta siguiendo la moda de la minifalda se acortó hasta llegar a la rodilla. Al cabo de unos años el vestido volvió a su largura tradicional tal y como la conocemos el día de hoy- hasta los tobillos. No en todas las ciudades andaluzas el vestido es igual, sino que se pueden ver pequeñas peculiaridades entre los trajes de gitana de Málaga, Sevilla o Huelva, etc.

Actualmente se pueden comprar en tiendas especializadas con diseños distintos dedicados tanto a las mujeres como a las niñas y numerosas versiones (con mangas largas o cortas, con o sin estampados, etc.). Este vestido regional típico de la mujer anadaluza incluso inspiró a los diseñadores españoles o internacionales, que utilizaron los elementos del traje para incorporarlos a los modelos de sus colecciones (en España Vittorio y Lucchino, en el extranjero Tom Ford, Yves Saint Laurent, Valentino, etc.) y hay muchos diseñadores tan fascinados por esta prenda tradicional, que se ocupan sólo de diseñar el vestido de flamenca (por ejemplo Ángeles Verano, Carmen Acedo, etc.)

Quién lo lleva?

El traje de flamenca ha pasado por una gran evolución y de una

prenda de trabajo sencilla típica para las mujeres campesinas, ha llegado a ser el adorno de las bailaoras de flamenco, que refleja la cultura andaluza cálida y sensual respetando siempre la tradición. Además de las mujeres andaluzas que llevan este traje para las ferias o romerías, también se trata de una prenda que gusta en el mundo del cine y se ha visto a muchas famosas e incluso la muñeca Barbie luciendo el traje de flamenca (por ejemplo Ava Gadner, Grace Kelly,Uma Thurman,etc.)

Grace Kelly

Uma Thurman

 
 
 

Hemos visto que el traje de flamenca tiene más historia de lo que aparenta a simple vista. Aunque ahora puede llegar a ser una pieza de lujo, nació como indumentaria de las mujeres trabajadoras. Sin embargo, estos orígenes humildes no le quitan glamour ni belleza a un vestido que se ha convertido en un símbolo y que ha pasado de traje regional a icono de la moda en todo el mundo. Ya tenéis vuestro vestido preparado?